13 de mayo de 2014

Starscream Boss Coffee

No hace mucho llegué a las setenta figuras transformables de Starscream, además de unas tres decenas de figuras no transformables, con lo que básicamente se puede decir que tengo, en lo general, 100 Starscreams; sé que mi colección no es esencialmente única, y tampoco soy un aislado coleccionista de Starscreams, existimos varios, y esto, de algún modo, ayuda a darnos dirección, a encontrar nuevas piezas para engrosar las filas.


Imagen tomada de Flickr de GogDog

Así que, gracias a la ayuda de un amigo, pude acceder a parte del mercado Nippon, generalmente ahí se encuentran con más facilidad, y a mejor precio, cosas que en ebay salen realmente caras, lo malo, entonces, es que aparecen tantas cosas, a precio decentes, que no es fácil decidirse por un par de piezas grandes o varias pequeñas, como siempre, el punto medio es lo mejor.


 

No recuerdo haber visto antes este Starcream, a lo mejor me engaña la memoria, o quizás es que no había visto una buena foto de él, y es que teniéndolo en mano es bastante atractivo, pues el dorado que tiene es peculiar. 


  

La figura salió en 2008, como parte de una campaña especial de una marca de cafés nippona llamada Boss Coffe, de la familia Suntory (sí les gusta la cerveza reconoceran el nombre, ¿cierto?), se trata de una variedad de cafés saborizados (que raro, Nippon haciendo productos con mil sabores diferentes, ¡inimaginable!), según la información disponible en la red Starscream venía con el sabor Rainbow Mountain Blend y hay dos versiones de Starscream. En la misma campaña también estuvieron disponibles Convoy, Megatron y unos cuantos Minicons en paquete doble, y en paquete simple varias figuras más.


  

Uno con los colores G1 y el dorado, y aunque se podría pensar que serían el mismo molde en realidad no, este, el dorado, es más grande, con un esculpido diferente y además hay que ensamblar las alas. Cabe mencionar que el decorado estilo G1 venía en una sola lata, y este, en dos, tal como se ve en la foto que está al principio del post.


  

Obviamente la figura no se transforma y apenas tiene cinco puntos de articulación (dirán algunos que no es coleccionable... [chiste local]), y hasta eso muy limitados, casi como una Barbie (vamos, todos alguna vez jugaron con una Barbie... ¿verdad?, ¿verdad? Hey, no, no se vayan, ¡ya casi acaba el post!).


  

Pero lo mejor de la figura está en su acabado, pues no se trata simplemente de plástico dorado, no, tiene una aplicación de pintura dorado, con algún toque tornasol, y es que, si ven las fotos con atención despegan algunos reflejos dorados, algunos ocres y pardos interesantes (no, no hay cabañas felices... pero bueno, es mi culpa, para que hago una descripción así).


  

Les debo una foto comparativa de tamaño, pero estoy seguro que no sobrepasa los ocho centímetros, quizás es tan alto como los nuevos Legends Generations, es decir, poco menos que un Scout, pero luce mucho en la vitrina, destaca entre todos los Starscream por obvias razones.



La cámara que uso es una Canon G12 y tiene macro de un centímetro, es decir, que puedo tomar fotos muy de cerca, a un centímetro de distancia y aún así lograr enfocar perfectamente; y aunque ya había puesto a prueba el macro de la cámara con fotos de Dunnys y algunos Legends jamás había logrado lo que hice con la foto última, la que está debajo de estás líneas.



La figura de Starscream Boss Coffe estaba prácticamente tocando el lente de la cámara, de hecho la luz entró apenas para iluminar la pieza. A lo mejor no se sorprende mucho, y es que sí debería mostrarle el tamaño de la figura para que dimensione realmente la foto, es tal la calidad de la imagen que ni teniéndolo en mano y viéndolo de cerca se aprecia los detalles que revela la foto.

Para mi ha entrado automáticamente en las mejores figuras de este año, y eso que no se transforma... Prometo poner más adelante una foto comparativa, ahora que llegue el Starscream Boss Coffe con decorado G1, que, quizás, ya venga en camino desde la tierra del sol naciente.

Por último... se me antojó probar el cafecito este, conozco una tienda de productos nippones (no chinos), quizás ahí lo pueda encontrar, obviamente sin las figuras, pero sólo lo quiero probar por curiosidad.

No se vayan muy lejos, a ver que invento para el 30 aniversario de los Transformers, que ya pasó, pero todavía queda el 30 aniversario de la serie animada, la mítica G1.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...