26 de marzo de 2012

Random Photo XVI. Transformers detrás de las vitrinas

La primera vez que tuvimos ese sentimiento al ver un juguete que queríamos detrás de las vitrinas, en aquellos años se estilaba que algunas compañías mostraran sus juguetes en un diorama, el sentimiento era muy diferente a ver las figuras inertes en su empaque, en el diorama uno se deleitaba con su volumen, su porte, sus colores, en fin, se abrían las posibilidades del juego frente a nosotros.

Estas fotos que les muestro fueron simples pruebas, disparé el obturador sin esperar nada en particular, ya en la pantalla de la computadora me hicieron recordar buenos momentos.




Sé que aún las jugueteras montan algunos dioramas, pero obviamente ya no me impactan tanto como los que vi en mi niñez, además la mayoría de los recuerdo estaban en tiendas como Liverpool o Mercería del Refugio y no sé, había una áurea de elegancia, de buena vida, algo similar a cuando llegaba el catalogo navideño de Palacio de Hierro o Liverpool junto tu suscripción dominical de El Universal, 'El Gran Diario de México'.




Luego los tiempos cambiaron, mi familia dejó de ir a Liverpool y más a la calle de Moneda del Centro Histórico, las jugueteras dejaron de aportar tanto glamour a sus figuras, vinieron los colores chillones y fosforescentes de los noventas...

En fin, así es esto de los recuerdos...



Bueno, pues creo que sí se nota que tengo vacaciones, ¿no es así?, este fin de semana pude sacar tres posts tres, uno de ellos es el 'Reto Suta' para regalar unas figurillas exclusivas de Takara, ya saben, por los dos años del blog.

Casi nadie ha respondido, pero ya me di cuenta que es porque todo mundo está pensado la respuesta, no se preocupen, voy a modificar levemente la entrada para ayudarlos un poco.

8 comentarios:

  1. Pues a mi me recordaron los juguetes que tenía mi abuela en su vitrina que eran incocables... y hay de mi que metiera la mano porque se activaba una mano automática que daba de nalgadas que salía de la nada :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, ¡como no!, las vitrinas de las abuelitas!, si, las ganas de jugar, al menos de ver con mas detenimiento esas cosas detrás de la vitrina, pero a veces hasta parecía que se enojaban de que uno se quedara viendo, como si te las fueras a comer con los ojos...

      Eliminar
  2. No me des cuerda, luego no podrás pararme hohoho

    Fíjate que a finales de los 60’s y principio de los 70’s, la visita obligada en temporada navideña era la alameda central, ya que todas las tiendas del rumbo hacían esas grandiosas presentaciones que sólo provocaban los sueños más locos que podíamos tener los enanos de esa época.

    Recuerdo las pistas de scalextric, los trenecitos eléctricos y toda la ambientación a su alrededor me volvían loco, todo lo quería, pero al final sabía que tenía que hacer un acto de verdadera valentía y sólo pedir cosas que me pudieran traer los deyes vagos, pero aún así, siguió siendo un espectáculo espejos, ya que siempre la primera visión era a través de una gran ventana.

    xiale, ya me puse nostálgico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, por favor, de eso trata, de darles cuerda, de sacar los recuerdos y ponerlos a jugar como si fueran el clásico luchador de plástico...

      Los dioramas de trenes eléctricos son como anfetaminas para los junta monos, ¿a poco no?, por cierto, hay una tienda de esas allá por Polanco, seguro la conoces, también vende modelos para armar.

      Pues a mi nunca me trajeron lo que pedía, lo que tenía ventajas y desventajas; una era la expectativa, la otra es pues eso, no tener lo que uno quería...

      Eliminar
    2. cierto es, esas maquetitas con los trenes corriendo, echando humo y haciendo ruido son todo un nerdgasmo.

      y si conosco la susodicha tienda, aunque mas al norti (plaza satélite) tengo más a la mano la tienda matriz, y como ahí soy cliente consentido... digo asiduo, pos ya no necesito ir hasta tan lejos hohoho

      Eliminar
  3. Y dónde metiste las figuras para las fotos ?, acaso en la vitrina de tu comedor ?. Yo también recuerdo esos buenos tiempos de exhibición en dioramas y me trae recuerdos muy bellos. De hecho tengo la loca idea (desde mucho tiempo antes de este post) de mandar hacer displays de acrilico transparente donde pueda meter un escenario impreso al fondo (de cybertron, el volcán G1, una base, etc y acomodar al frente las figuras en pose de batalla), sé que saldrá en una lana pero tengo que hacer al menos un módulo de esos para colgarlo en la pared de mi oficina y ahi rotar de cuando en cuando mis figuras favoritas.

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja, no para nada, es mi vitrina para los Transformers, los tengo así porque donde vivo cae mucho polvo.

    Saldría caro, pero valdría la pena, aunque el factor espacio también es muy importante, a mi por ejemplo me gustaría tener una vitrina aparte para ir mostrando una figura por vez, así yo elegiría la que le toca turno y le cambiaría de poses cada tanto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es mi idea, por la misma carencia de espacio me gustaría una vitrina de acrilico grande donde pueda meter varias figuras y otra más chica quizá para una sola donde quepa hasta un tamaño leader. En ambas ir cambiando las figuras de vez en cuando como turnandolas. De esa manera se pueden gozar todas las figuras de la colección sin tener todas expuestas y amontonadas por falta de lugar.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...