14 de febrero de 2017

Amor ñoño

"Me lo regaló mi esposa"

Se dice que esta frase se usa para encubrir una compra que abiertamente no se podría admitir, sobre todo cuando la persona que la emite estuvo denostando esa misma pieza que ahora ostenta. La frase se completa con la siguiente:

"Ya en mano no está tan fea la figura"

Pero aquí no acaba la interacción que puede tener la pareja sentimental con la colección. El reverso de la situación anteriormente señalada resume en la intención de esconder las nuevas adquisiciones, lo cual es un intento vano, pues nunca resulta, incluso a pesar de la consabida respuesta:

"¿Cuál?, ah, ese... ¡ya lo tenía!, pero no lo había sacado de su caja"

Tampoco es admitida la siguiente variante:

"Ah, es que lo compré en remate, sólo me costó ___"

Vale la pena apuntar que cuando un hombre usa esta frase, la cantidad de dinero que menciona es en realidad poco menos una tercera parte de lo que realmente costó, a menos que el sujeto sea un cínico y pésimo mentiroso, en cuyo caso, declarará menos de la mitad del precio real.

En mi caso particular tengo que decir que me ha ido excelente con mi pareja, con la que llevo una relación de más de una década; no sólo es bastante tolerante con mi vicio, sino que a ratos lo alienta. Y esto, a pesar que ella me conoció cuando aún no era una coleccionista declarado, aunque ya sabía de mi ñoñez implícita.


Sería un tanto injusto tratar de enumerar todas las veces que ella me ha obsequiado con admirables sorpresas, como cuando me llevó al Rock Show por unos Reyes Magos en febrero, o cuando me regaló una caja inmensa llena de cosas y varios Transformers, o la vez que me hizo un montón de personajes de Transformers en Paper Toys. Varias figuras de la colección han tenido, de algún modo, apoyo de su parte.


Llevo viviendo con ella casi cuatro años, en ese tiempo sólo dos veces he tenido que ocultar compras ñoñas: se trataba de un par de regalos para ella, Sailor Neptune y Chibimoon figuarts. Al final, la he contagiado con algo de coleccionismo.
Nunca he sido totalmente afecto al Día de San Valentín, a lo mejor un poco por cierto escepticismo comercial, pero tampoco me he obstinado en vilipendiar la fecha. Con ella he tenido años que los pasamos sin conmemorar la fecha (sin que ello supusiera una falta o reprimenda de mi pareja), y otros en los que, de manera natural, lo convidamos, así como también alguno de ellos fue debidamente planeado.

Hace un par de años, ya viviendo juntos, tuve un extraño y repentino deseo de festejar la fecha, principalmente porque caía en fin de semana, y porque en ese entonces ella viajaba mucho por cuestiones de trabajo. Pero su calendario de actividades le impidió estar en la casa por esos días.

Una publicación compartida de Sr. Suta (@sutasukurimu) el

Dio la casualidad que esos días mi dealer que aquel entonces, Ben, de Ben's Items, recibiera un embarque. Así pues, el catorce de febrero fui a recibir el primer combiner de la línea Combiner Wars: Superion. Además, ese día también llegó la última figura Masterpiece que ingresó a la colección: Bumblebee.

Ella llegó varios días después de San Valentín y para entonces ya había perdido las ganas de festejar, no sin cierta tristeza, pero al menos disfruté bastante mi primer Combiner, así como algunas otras figuras que llegaron con el embarque. No lo planeé así, pero al menos fue un catorce de febrero ñoño y solitario.

Una publicación compartida de Sr. Suta (@sutasukurimu) el

Ayer dio la casualidad que encontré algunas figuras a excelente precio, y fui a recogerlas casi al norte de la ciudad, y como no quise que ella me esperara mucho rato en la casa, y aprovechando que no nos gustan las aglomeraciones (es decir, la gente), fuimos a cenar en el restaurante en que nos comprometimos hace cinco años, para pasar un feliz trece de febrero, día del amor ñoño y grinch.






4 comentarios:

  1. ¡Te amooooooo!Ahora te regalaré un refri disfrazado de C3PO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. <3 <3 <3 Y yo a ti... pero, ojalá no sea necesario lo del refri :/

      Eliminar
  2. Llegó varios *días* después. Nomás digo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ey!, cómo es que pasó este comentario sin moderación?

      Ah... ya sé porqué...

      Y la caja de comentarios de Facebook?

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...