15 de abril de 2016

Starscream & Seekers

Dicen que Hasbro hace puros repintados, que son unos huevonazos, y del otro lado, dicen que no, que Hasbro siempre lo ha hecho, desde la G1, que se callen los de allá. La verdad es que Hasbro es una empresa, y tiene costos de operación, y siempre está buscando maximizar su renta; y también es verdad que la demandas de las figuras es más grande que el núcleo de los fans.


El caso es que Hasbro ideó un trío de personajes que compartían el mismo cuerpo, les dio nombres y personalidades, hay toda una biblia que habla de ellos, aunque no siempre fue empleada o seguida puntualmente, pero ahí están, son Starscream y sus Seekers: Thundercracker y Skywarp. Desde la G1 existen los tres, como personajes y como figuras, y a lo largo de 35 años se han mantenido, más o menos constantes.


Hice un repaso somero, así nomás, de vista, de mi colección de Starscream, que actualmente sigue en 112 figuras, traté de ver cuántas de ellas tienen sus respectivos repintados, llegué a un cálculo, nada serio, no me hagan mucho caso, pero al menos 70 de las figuras tienen un repintado de Skywarp y Thundercracker. Por eso nunca opté por juntar el trío de cada línea, mi cartera no lo habría soportado, aunque sí he visto por ahí gente que los colecciona.


Estas fotos que acompañan estos particulares livianos, fueron fruto de la experimentación con la cámara, quería saber que podía hacer con ella, sobre todo con el tema del zoom y desenfocar áreas. Creo que no resultaron malas. Como por esos días recién había conseguido a Skywarps Legends Class de Combiner Wars, quise tomar la foto para Instagram junto a sus predecesores.


Mientras escribo esto me doy cuenta que estas figuras están regadas por varias líneas, los pequeños originalmente salieron en la línea Reveal the Shields, y sus repintados aparecieron después, en una línea de Takara, pero luego también vieron la luz en otra línea de Hasbro sin nombre que precedió a la línea de figuras de la última película, ah, porque además, aunque no lo parezca, entre todos ellos hay pequeñas diferencias de moldes, sobre todo en las manos y las alas, algún día, cuando consiga un Starscream Legends que me falta, hablaré abundantemente de ello.


La figura pequeña está inspirada en el diseño original de Starscream, destaco de ella que incluye sus nullray, sin necesidad desprenderlos, aunque provoca que el pecho sea falso, aunque la cabina del avión realmente quede dentro de él. En cambio, el otro Starscream está inspirado en el primer diseño que tuvieron los Seekers en los cómics de IDW, el modo alterno es diferente, es un Raptor F-22, mucho más estilizado, y con más articulación resulta una figura sencilla, pero muy eficiente, y con una buena capacidad para tomar poses; lo malo, sus pies son de un plástico muy suave, como goma... quién sabe como se comporte con el tiempo.



Los pequeños tiene la ventaja de que pueden mover la cabeza a los lados, pero creo que es más por efecto de la transformación que una característica buscada. Los grandes tiene muy buena articulación, y su transformación es bastante sencilla, aunque se trata del simple esconde al robot debajo de las alas, creo que lo logra muy bien, ¡y hasta tren de aterrizaje delantero tienen! Por cierto, la ingeniería de la transformación fue usada para hacer unas figuras para su mercado secundario, llamado GDO (Global Development Organization), aunque muchos lo identifican como un simple oversize, no es tal.


En fin, en esta última foto estaba probando el Macro de la cámara, mucho mejor que mi vieja amiga la G12. Tomé también una foto a un Star Destroyer de la nueva línea Titanium y resultó estremecedor el detalle que alcanza a captar, a ver si un día se las muestro.

Es todo por hoy. No crean que he abandonado el blog, de hecho he estado tomando muchas fotos, es cosa de darles el proceso que yo ocupo, pero ya verán, ¡aquí seguimos!

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...